Carta a Andrés Montes

Hola Andrés, ¿Qué tal por ahí arriba? Ayer me acordé mucho de ti, y es que ayer empezó el Mundial de baloncesto en nuestro país. ¿Te lo puedes creer? Un mundial de baloncesto en España, la ocasión perfecta para despedirnos con un oro de esta generación de jugadores que nos ha hecho disfrutar durante tantos campeonatos. Sin embargo, no ha empezado todo tan bien, habiendo algunos “personajes” (por llamarlos de alguna manera) que desde el primer día ya nos están fastidiando nuestra gran fiesta.

La primera jornada empezó con 12 partidos, sin embargo, sólo pudimos ver 2 por televisión, 1 de ellos a las 2 DE LA MADRUGADA. La remontada de Filipinas y la prórroga contra Croacia, el partidazo entre Brasil y Francia, el show de Dragic con Eslovenia…todo esto tuvo que ser seguido a través de Twitter. Ay Andrés… ¿Dónde quedaron esas coberturas de la Sexta en Japón y Polonia? Días enganchados a la televisión viendo auténticos partidazos de baloncesto. Que buenos tiempos tío, ahora solo podremos ver 15 de 60 partidos de la primera fase, algunos de ellos incluso en diferido.

Pero eso no es todo Andrés, si ya vemos pocos partidos, los pocos que vemos son de poca calidad. No por el nivel del juego, si no por el de los comentaristas. Un comentarista FUTBOLERO que no sabe ni a cuanto está la línea del triple, que confunde a Víctor Claver con el entrenador del Deportivo de la Coruña, que habla sobre rumores de fichajes de fútbol durante el partido, que promociona programas de fútbol en directo, que va de victimista, que tiene los huevos de imitarte en antena con tu mítico ‘ratatatata’… Imagino que te estarás echando las manos a la cabeza allá donde estés. Joder Andrés ¿Dónde quedaron esas míticas retransmisiones tuyas con Epi, Corbalán, el Lagarto y tus "Buenas noches y bienvenidos al club"?

El baloncesto ya no es lo que era, Andrés. Nos faltan el respeto, se ríen en nuestra cara… El programa de “Deportes” está acaparado por el fútbol, relegando el baloncesto a 1 minuto donde se habla de peleas y mates, dejando atrás toda la belleza que tiene este deporte. Pero bueno, somos fuertes, y a pesar de todos los obstáculos llenamos casi todos los pabellones en la primera jornada y buscamos páginas por Internet para poder disfrutar de los partidos que se están jugando en nuestro propio país. Y es que cómo tu bien siempre decías, “la vida puede ser maravillosa”, y un par de mangarrufos no van a poder con nosotros.

Comentarios